Servicios

Nuestro ámbito de intervención se desarrolla en el campo de la prevenció, diagnóstico y tratamientos de las diferentes problemáticas que presentan las personas en su dinámica personal, laboral/escolar y social.

Tipos de atención

Dependiendo del área de trabajo

Trabajamos en equipo y partimos de una concepción integral del ser humano, siempre valorando desde diferentes perspectivas el tipo de atención que requiere cada persona, con tal de ofrecer el tratamiento más adecuado para cada caso.

Psicología Clínica

En todos los casos se empieza realizando un diagnóstico con el objetivo de determinar el tipo de atención más adecuado, que puede ser de tratamiento psicoterapéutico o de seguimiento.

La atención psicoterapéutica con niños y adolescentes plantea un trabajo con las siguientes vertientes:

  • Psicoterapia individual.
  • Psicoterapia individual con objetivos limitados.
  • Entrevistas y orientación a padres.
  • Atención a familias en situación de crisis (divorcios, separaciones, fallecimientos, cambios en la dinámica familiar, etc.).
  • Atención a familias de alto riesgo (dinámica familiar muy desestructurada, malos tratos, imposibilidad de tener cuidado de los hijos, etc.).
  • Asesoramiento a parejas que quieran adoptar niños o que los hayan adoptado, trabajando con ellos sobre las dificultades del encuentro y propiciando una situación mutua que permita también al niño adoptar estos padres.
  • Atención a niños de pequeña infancia cuando, sin palabras, pero sí a través de fobias, enuresis, encopresis, dificultades en la alimentación, etc. dicen que algo les hace sufrir. En estos casos se trabaja conjuntamente con los padres realizando entrevistas de orientación y asesoría.

Para concluir este apartado queremos señalar que nuestro trabajo terapéutico tiene una orientación preventiva e interdisciplinar.

    Servicio de atención a adultos

A partir de algunas demandas de familiares de los niños atendidos en el Centro, se inició un servicio de atención a adultos.

Tras las primeras entrevistas diagnósticas se valora el tipo de atención más adecuado y se orienta hacia una de las siguientes modalidades:

  • Terapia individual ante una demanda concreta.
  • Psicoterapia individual.
  • Entrevistas de orientación.
  • Entrevistas familiares.
  • Tratamiento de pareja.
  • Seguimientos.

Psicopedagogía y Logopedia

  • Diagnóstico y tratamiento individualizado de las dificultades de lenguaje y/o aprendizaje.
  • Evaluación y seguimiento de casos.
  • Elaboración de pautas y programas de tratamiento individual.
  • Desarrollo de programas de asesoramiento a famílias, escuelas y de otros profesionales.
  • Orientación profesional.

Tratamientos

¿Quién necesita nuestros servicios?

Psicología clínica

    Niños y adolescentes

Cuidamos de los niños y adolescentes con trastornos básicamente de orden emocional, psicosomáticos y de conducta, trastornos que lo hacen sufrir y obstaculizan interfiriendo en su dinámica familiar y/o en su ámbito escolar y social. Así, atendemos a los niños y adolescentes que padecen:

  • Trastornos de ansiedad (inhibición, estrés, fobias, angustia).
  • Trastornos de estado de ánimo (depresión, baja autoestima).
  • Trastornos de hiperactividad con o sin déficit de atención (THDA).
  • Trastornos dl Espectro Autista (TEA) y Trastorno Global del Desarrollo (TGD).
  • Trastornos del sueño (insomnio, hipersomnio).
  • Trastornos de comportamiento (conductas disruptivas, agresividad, inadaptación, etc.).
  • Trastornos del control de esfínteres (enuresis, encopresis).
  • Trastornos de la personalidad (autismo, psicosis, esquizofrenia, trastornos obsesivos).
  • Alteraciones de la alimentación (anorexia, bulímia).
  • Trastornos de las conductas adictivas (dependencias, toxicomanías).
  • Trastornos de la sexualidad.

Psicopedagogía

El tratamiento psicopedagógico parte de la concepción de que el niño aprende como un sujeto integral que pone en marcha sus recursos físicos, intelectuales y emocionales a la hora de aprender.

La atención psicopedagógica atiende las siguientes problemáticas:

  • Trastornos psicomotores (parálisis cerebral, problemas de lateralidad, retrasos motores).
  • Trastornos perceptivos, de memoria y de atención.
  • Déficit intelectual (síndrome de Down, X Frágil, síndrome de Reet, síndrome de Prader-Willi, etc.).
  • Trastornos del desarrollo (retrasos madurativos).
  • Trastornos específicos del lenguaje escrito (dislexias, disgrafias).
  • Habilidades y técnicas de estudio.

Logopèdia

Hay ocasiones en las que los problemas de habla y de lenguaje son los que alertan a las familias y educadores a consultar por los niños.

En las primeras etapas de la infancia, la adquisición y el dominio de la lengua adquiere especial importancia. El lenguaje es la expresión de nuestros deseos y aspiraciones, organiza nuestro pensamiento, regula nuestros actos y permite atribuir significado a la realidad que nos rodea.

Es precisamente en el marco escolar, donde se requieren unos determinados niveles de lenguaje como requisito indispensable para acceder a la mayor parte de los aprendizajes escolares y el lugar donde se detectan en numerosas ocasiones niños con dificultades en esta área.

Ya sea por causas fisiológicas, psíquicas o sensoriales, son frecuentes los casos de niños en los que el uso y el dominio de la comunicación se encuentran perturbados dando lugar a diferentes patologías.

Las problemáticas más frecuentemente atendidas son:

  • Trastornos del habla (disfemia, dislalia, disartria).
  • Alteraciones de la voz (disfonías congénitas, orgánicas o funcionales).
  • Trastornos del lenguaje (retardos simples y graves del lenguaje).
  • Trastornos de la audición (pérdidas leves, hipoacúsias).
  • Alteraciones miofuncionales (deglución atípica, disglósias).
  • Alteraciones neurológicas (disartrias, afasias, disfasias).
  • Trastornos en el lenguaje escrito (dislexias, disgrafias, disortografies).

Dudas

Preguntas más frecuentes

¿Cuándo debo ir al psicólogo?

  • Cuando tenemos un sentimiento general de malestar como angustia o tristeza sin motivo aparente.
  • Cuando no contamos con recursos suficientes para hacer frente a los problemas cotidianos y aparecen sentimientos de irritabilidad, desmotivación, cansancio inusual o insomnio.
  • Cuando tenemos sensación de impotencia para afrontar situaciones difíciles: rupturas o separaciones, muerte de un ser querido, despidos, enfermedades graves, etc.
  • Cuando aparecen síntomas que producen malestar e incapacitan para la vida cotidiana: obsesiones, ahogos, crisis de angustia, llantos incontrolados, etc.

¿Cómo saber si mi hijo tiene dificultades de aprendizaje?

  • Encuentra dificultades a la hora de aprender los colores y las formas.
  • Confunde los números y las letras.
  • No acaba de aprender bien los días de la semana o los meses del año.
  • No puede ordenar sus ideas y se expresa de manera poco clara y comprensible.
  • Hace garabatos o formas sin sentido cuando los compañeros de su edad hacen dibujos y letras.
  • Le cuesta aprender la mecánica de las operaciones matemáticas básicas.
  • No puede explicitar en qué momento del día se encuentra.
  • Tiene dificultades para seguir dos o tres instrucciones seguidas.
  • Desconoce el vocabulario más habitual.
  • Se distrae con facilidad y pasa continuamente de una actividad a otra.
  • No comprende lo que lee.
  • Es muy inquieto, se distrae y no puede mantener la atención sobre una actividad.

¿Cuándo he de llevar a mi hijo al logopeda?

  • Tarda más tiempo en comenzar a hablar que los otros niños.
  • Habla de forma ininteligible y le cuesta pronunciar algunos sonidos.
  • Su vocabulario es muy reducido y no encuentra la palabra adecuada para expresarse.
  • A veces no entiende lo que se le dice.
  • No puede mantener una conversación porque utiliza un lenguaje "telegráfico".
  • Muestra dificultades de orientación para saber de dónde viene el ruido o la voz.
  • Habla fuera de contexto o con voz muy alta o muy baja.